Reclutamiento de niños

Cientos de miles de niños son utilizados como soldados en los conflictos armados en todo el mundo. Muchos niños son secuestrados y sometidos a golpes, al tiempo que otros se unen a los grupos militares para escapar a la pobreza o con un espíritu de venganza.

Funciones de combate y de apoyo

En muchos conflictos los niños participan directamente en los combates. Sin embargo, su papel no se limita a combatir. Muchas niñas y niños comienzan desempeñando funciones de apoyo que también suponen enormes riesgos y penurias. Una de las tareas corrientes que se asignan a los niños es servir de cargadores, designados con frecuencia para trasladar cargas sumamente pesadas como municiones o soldados heridos. Algunos niños se desempeñan como vigías, correos y cocineros y realizan muchas otras tareas cotidianas. Las niñas son particularmente vulnerables y a menudo son obligadas a servir de esclavas sexuales. Además, la utilización de niños para llevar a cabo actos de terrorismo, en particular atentados con bombas, se ha convertido en un fenómeno de la guerra moderna.

Largo proceso de recuperación

Independientemente de cómo sean reclutados y de sus funciones, los niños soldados son víctimas, y su participación en los conflictos acarrea graves consecuencias para su bienestar físico y emocional. Esos niños habitualmente son sometidos a abusos y la mayoría de ellos presencian muertes, asesinatos y actos de violencia sexual. A muchos de ellos se los obliga a cometer esas atrocidades y algunos sufren graves trastornos sicológicos a largo plazo. La reintegración de esos niños es un proceso muy complejo.

Prohibición con arreglo al derecho internacional

El reclutamiento y utilización de niños menores de 15 años de edad como soldados está prohibido en el derecho internacional humanitario –tanto el derecho de los tratados como el derecho consuetudinario– y está tipificado como crimen de guerra por la Corte Penal Internacional. Además, las normas en materia de derechos humanos estipulan los 18 años como la edad mínima legal para el reclutamiento y utilización de niños en las hostilidades. Las partes en conflicto que reclutan y utilizan a niños son incluidas por el Secretario General en su lista anual de la vergüenza.

Definición de niño soldado

Se entiende por niño soldado todo menor de 18 años de edad vinculado con una fuerza armada o un grupo armado que haya sido reclutado o utilizado por una fuerza armada o un grupo armado en cualquier capacidad, incluidos los niños, tanto niños como niñas, aunque sin limitarse
a ellos, utilizados como combatientes, cocineros, cargadores, espías o para fines sexuales. (Fuente: Principios de París sobre la participación de niños en los conflictos armados 2007 )