Sri Lanka

Información basada en el Informe del Secretario General al Consejo de Seguridad (A/66/782-S/2012/261) publicado el de 26 abril de 2012.

Durante el período que se examina, la situación de la seguridad en el país se estabilizó y se avanzó gradualmente hacia una fase de recuperación temprana. No obstante, siguió siendo difícil prestar asistencia a las familias más vulnerables en el norte del país. Se mantuvo una fuerte presencia militar y es necesario fortalecer más la administración civil, objetivo al que el Gobierno asignó un carácter prioritario. El cumplimiento de esos compromisos, así como de las recomendaciones de la Comisión de Experiencia Adquirida y Reconciliación, incluidas las relativas a los niños, contribuirá positivamente a las iniciativas posteriores al conflicto.

No se han registrado nuevos casos de reclutamiento de niños por grupos armados desde octubre de 2009. Sin embargo, sigue sin conocerse el paradero de 1.373 de los 6.905 niños que habían sido reclutados por los Tigres de Liberación del Eelam Tamil (LTTE) y de cinco niños anteriormente reclutados por el Tamil Makkal Viduthalai Pulikal (TMVP), tres de los cuales, según se ha averiguado, sirven en las fuerzas de Inya Bharathi. El Gobierno de Sri Lanka ha seguido de cerca esas alegaciones. La Autoridad Nacional de Protección Infantil ha llevado a cabo una investigación independiente y ha formulado recomendaciones al Gobierno de Sri Lanka, que están siendo aplicadas por la División de Investigación Penal de la Policía. Hasta la fecha, no se ha incoado ningún procedimiento judicial.

Desde 2008 han estado funcionando tres centros de rehabilitación que han proporcionado educación, cuidados, apoyo psicológico y social y asistencia a la reunificación de niños vinculados con las fuerzas de los LTTE, el TMVP e Inya Bharathi. Hasta la fecha, 594 niños de edades comprendidas entre los 12 y 18 años, de los cuales 364 son varones y 230 son niñas, han completado el programa de rehabilitación y se han reincorporado a sus familias. Sin embargo, programas recientes de concienciación de las comunidades han revelado que varios niños anteriormente asociados con grupos armados no han tenido acceso a los programas de reintegración, habiéndose observado una tendencia a dejar de notificar los casos de las niñas. El equipo de tareas en el país para la supervisión y presentación de informes está colaborando con el Gobierno para determinar las posibles necesidades de reinserción de esas personas.

En diciembre de 2009, el representante del Gobierno de Vavuniya y el Comisionado de Libertad Condicional y Atención al Niño (Provincia Septentrional), con el apoyo del UNICEF, establecieron una dependencia de localización y reunificación de familias para los niños no acompañados y separados de sus padres. Al momento de redactarse el presente informe, se habían recibido 736 solicitudes de localización de niños, la mayoría de los cuales habían sido reclutados por los LTTE. Hasta ahora, se ha identificado a las familias de 139 niños, que han sido remitidos a la dependencia para su localización y verificación y de los cuales 42 han sido reunidos con sus familiares.

El Gobierno de Sri Lanka ha realizado avances en la evacuación de centros escolares durante el período del que se informa, habiendo desalojado cuatro de las cinco escuelas mencionadas en mi informe anterior. Sin embargo, el Ejército de Sri Lanka sigue haciendo uso de una escuela de Poonahri (distrito de Kilinochchi). Según el Gobierno, dicha escuela será desalojada a más tardar en mayo de 2012. Me sigue preocupando el hecho que otras 14 escuelas de los distritos de Mullaitivu, Kilinochchi y Jaffna continúen siendo utilizadas por las fuerzas de seguridad de Sri Lanka, a pesar de no haberse autorizado el regreso de la población civil a esas zonas.

Información sobre los progresos realizados por las partes en conflicto en el diálogo, los planes de acción y la liberación de niños

En relación con la presencia continuada de la facción de Inya Bharathi en las listas y en respuesta a los esfuerzos del Gobierno de Sri Lanka para aplicar las recomendaciones del Grupo de Trabajo del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados, una misión de cumplimiento de la Sede de las Naciones Unidas visitó el país en enero de 2012. La misión tuvo conocimiento de que el Gobierno había adoptado medidas serias para localizar a los cinco niños que, al parecer, seguían vinculados a la facción de Inya Bharathi. A petición del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Autoridad de Protección de los Niños de la Nación inició investigaciones, que después asumió la División de Investigación Criminal de la Policía con el fin de profundizar más en el asunto. Por otro lado, el 7 de enero de 2012, el Secretario de Justicia emprendió una nueva serie de investigaciones en presencia del Director General de Asuntos de las Naciones Unidas del Ministerio de Relaciones Exteriores y las autoridades locales directamente con Inya Bharathi. El Sr. Bharathi negó la acusación. La misión pudo verificar que la policía se había puesto en contacto con las familias y los testigos de los casos y las investigaciones siguen en curso. No se ha obtenido prueba alguna que sugiera que el Sr. Bharathi tenga poder de mando en los casos citados. Las Naciones Unidas en Sri Lanka continuarán haciendo un seguimiento del caso e informando sobre él.

En vista de las gestiones realizadas por el Gobierno para averiguar el paradero del resto de los niños que presuntamente siguen vinculados a la facción de Inya Bharathi y su cumplimiento de los compromisos del anterior plan de acción y las recomendaciones del Grupo de Trabajo del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados y los enviados especiales de mi Representante Especial para la cuestión de los niños y los conflictos armados en Sri Lanka, he suprimido a la facción de Inya Bharathi de las listas que figuran en los anexos.