Uganda


Información basada en el Informe del Secretario General al Consejo de Seguridad (A/65/820-S/2011/250) publicado el de 23 abril de 2011. Más informaciones disponibles en el informe.

El Equipo de Tareas continuó realizando visitas sobre el terreno a las instalaciones de la Fuerza de Defensa del Pueblo de Uganda (UPDF) para verificar la aplicación de las políticas de reclutamiento de estas y lograr que se cumpliera el objetivo de poner fin al reclutamiento y utilización de los niños, conforme al plan de acción relativo a los niños vinculados a fuerzas armadas firmado entre el Gobierno de Uganda y las Naciones Unidas en agosto de 2007. En 2010 no hubo casos de reclutamiento y utilización de niños por la UPDF ni por las unidades locales de defensa.

El Ejército de Resistencia del Señor siguió cometiendo violaciones contra los niños fuera de Uganda, a saber, en el Sudán, en la República Democrática del Congo y en la Republica Centroafricana. Pese a los repetidos llamamientos de la comunidad internacional al Ejército de Resistencia del Señor para que ponga en libertad incondicionalmente a los niños que se encuentran en sus filas, hasta ahora no se han registrado progresos a ese respecto.

En la región sudoriental, en las prefecturas de Mbomou y Alto Mbomou y en partes de la prefectura de Alto Kotto de la República Centroafricana, el Ejército de Resistencia del Señor raptó a 138 niños centroafricanos. En 2010, 12 niños, entre ellos cuatro niñas (una de ellas con un bebé nacido en el cautiverio) que habían escapado del Ejército de Resistencia del Señor, fueron repatriados al Sudán, la República Democrática del Congo y Uganda y reunificados con sus familias, con la ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja. Durante el período de que se informa, se documentó toda una serie de ataques del Ejército de Resistencia del Señor contra la población civil, ataques que causaron muertos y heridos menores de edad.

Se informó de que en 2010 el Ejército de Resistencia del Señor había raptado, reclutado y utilizado a 49 niños en la República Democrática del Congo. Al obtenerse acceso a zonas antes no accesibles de la Provincia Oriental, fue posible documentar otros 233 casos de rapto de niños por el Ejército de Resistencia del Señor. Además, en 2010 aumentó el número de niños que escaparon del Ejército de Resistencia del Señor (282 niños: 146 muchachos y 136 niñas, de las cuales una era de África Central y dos del Sudán), en comparación con 2008 y 2009, lo que se había debido en parte a la intensificación de las operaciones militares contra el Ejército de Resistencia del Señor en ese período. Además, en 2010 solo 47 niños separados del Ejército de Resistencia del Señor afirmaron que se les había utilizado como combatientes y 244 indicaron que se les había utilizado en trabajos forzados, en contraposición a 2009 cuando, según la información recibida, la mayoría de los niños raptados habían sido utilizados como combatientes. Además, 96 niños indicaron que habían sido víctimas de explotación sexual.

En 2010, el Ejército de Resistencia del Señor raptó a 27 niños, entre ellos 21 niñas, en el Estado de Equatoria Occidental del Sudán Meridional. Dos niñas que regresaron de su cautiverio en el Ejército de Resistencia del Señor, dieron a luz. Además, diversos incidentes de ataques del Ejército de Resistencia del Señor arrojaron un saldo de dos niños muertos y uno herido. Durante su cautiverio, nueve niñas fueron violadas u objeto de abusos sexuales. El SPLA y la UPDF rescataron a un total de 24 niños, entre ellos dos muchachos congoleños, en operaciones militares llevadas a cabo en 2010.

Las Naciones Unidas se dirigieron al Gobierno de Uganda para darle a conocer varios problemas de la esfera de la protección del niño que guardaban relación con las ofensivas militares de las UPDF contra el Ejército de Resistencia del Señor en países vecinos (véase A/64/742–S/2010/181), en particular en lo relativo a la repatriación de niños y mujeres ugandeses rescatados o que habían llegado a Uganda huyendo del Ejército de Resistencia del Señor. Estos problemas fueron reiterados por mi Representante Especial para la cuestión de los niños y los conflictos armados en la entrevista que sostuvo con el Jefe de las Fuerzas de Defensa de Uganda, General Aronda Nyakayrima, en la visita que realizó a Uganda en mayo de 2010. Como resultado de ello, se convino en que las Naciones Unidas prepararan un procedimiento estándar de operaciones de recepción y entrega de niños y mujeres vulnerables liberadas del Ejército de Resistencia del Señor en la República Democrática del Congo, el Sudán y la República Centroafricana. El proyecto de procedimientos estándar de operaciones fue dado a conocer a la Fuerza de Defensa del Pueblo de Uganda (UPDF) en septiembre, pero al redactarse el presente informe el documento todavía no había sido aprobado. En 2010, la mayoría (un 77%) de los niños y madres jóvenes antes vinculados con el Ejército de Resistencia del Señor fueron repatriados a Uganda por conducto de la Dirección de Inteligencia Militar o las unidades de protección del niño de la UPDF, en lugar de ser entregados inmediatamente a las entidades civiles apropiadas de protección del niño. Además, según el testimonio de dos niños, algunos niños permanecieron más de dos meses bajo la custodia de la Dirección de Inteligencia Militar o de la UPDF antes de ser entregados a los organismos de protección del niño.

En el Sudán Meridional, las actividades de repatriación y reintegración en apoyo de los niños raptados por el Ejército de Resistencia del Señor son responsabilidad de los ministerios de desarrollo social de cada estado. El apoyo consiste en repatriar a los niños a sus comunidades originales en los Estados vecinos y fronterizos, prestarles cuidados temporalmente, así como ayuda psicológica para los casos de trauma y tras las averiguaciones correspondientes, reunificarlos con sus familias. Sin embargo, el alcance de esas actividades y la capacidad de las Naciones Unidas para prestar apoyo a los ministerios siguen siendo limitados debido a falta de fondos. Es urgente aumentar la capacidad del personal para proporcionar programas de rehabilitación psicosocial a estos niños.

Partes en Uganda

  • Ejército de Resistencia del Señor (LRA)