Consejo de Seguridad

Consejo de Seguridad 2011-08-05T19:30:08+00:00

El compromiso del Consejo de Seguridad con la cuestión de los niños y los conflictos armados ha dado mayor relieve a la cuestión de la protección de los niños dentro de su programa de la paz y la seguridad internacionales y ha brindado la posibilidad de intensificar los esfuerzos y las medidas para proteger a los niños.

En 1999, la resolución 1261 (1999) del Consejo de Seguridad manifestó que la protección de los niños era una cuestión de paz y seguridad. Desde entonces, los informes del Secretario General al Consejo sobre los niños en los conflictos armados han proporcionado los fundamentos esenciales para las medidas que los Estados Miembros y otros interesados deben adoptar en cada situación específica.

En su resolución 1379 (2001) el Consejo de Seguridad recomendó que el Secretario General, en el informe que presenta anualmente al Consejo, incluyera una lista de las partes en conflictos armados que reclutaran o utilizaran niños. En su resolución 1460 (2003), el Consejo de Seguridad instó a las partes a que establecieran y pusieran en práctica planes de acción claros y con plazos precisos para poner término a todas las violaciones contra los niños. Los planes de acción proporcionan un mecanismo para comprometer a las partes a que adopten medidas prácticas para cumplir las obligaciones que les incumben con respecto a los niños.

La adopción de la resolución 1612 (2005) marcó otro hito. En esa resolución el Consejo de Seguridad estableció un mecanismo de supervisión y presentación de informes de violaciones graves cometidas contra niñas y niños inocentes, así como el Grupo de Trabajo sobre los niños y los conflictos armados.

En su resolución más reciente, la resolución 1882 (2009), el Consejo estableció que la muerte y la mutilación de niños, así como las violaciones y otras formas de violencia sexual dirigidas contra ellos, eran prioridades de importancia crítica y exhortó a las partes en los conflictos armados a que prepararan y ejecutaran planes de acción para poner fin a esas violaciones. En su última resolución, el Consejo pidió también una mejor comunicación e intercambio de información entre el Grupo de Trabajo sobre los niños y los conflictos armados y los correspondientes comités de sanciones del Consejo de Seguridad, como primer paso para adoptar medidas concretas contra los autores de repetidas violaciones.

Además, en junio de 2010, en la declaración de la Presidencia (S/PRST/2010/10) el Consejo de Seguridad se manifestó dispuesto a imponer sanciones contra quienes figuran constantemente en las listas por violar los derechos de los inocentes.

Desde que se aprobó la primera resolución sobre los niños y los conflictos armados, en 1999, las medidas adoptadas por el Consejo de Seguridad han dado lugar a progresos tangibles. Se han acordado planes de acción oficiales y oficiosos entre las partes en conflicto para identificar y liberar a los niños de las fuerzas combatientes e impedir nuevos reclutamientos. De ese modo, se ha liberado a miles de niños asociados con los grupos armados. Solo en 2010, se ha puesto en libertad a 1.843 menores reclutados por el Partido Comunista Unificado de Nepal (Maoísta). Burundi ha dejado de figurar en el informe del Secretario General, a raíz de la verificación por las Naciones Unidas de que todos los niños relacionados con las Fuerzas Nacionales de Liberación (FNL) se han reunido con sus familias. También se ha confirmado que las FNL han dejado de reclutar.