Infracciones más graves

Los niños se ven afectados por los conflictos armados de muchas maneras distintas. A fin de promover la consecución del objetivo de proteger a los niños en situaciones de conflicto armado y poner fin a la impunidad de los que cometen actos de violencia contra ellos, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha establecido seis categorías de violaciones, las así llamadas seis violaciones graves. Ellas sirven de base para reunir pruebas sobre las violaciones, a saber,

Vigilancia y presentación de informes sobre las seis violaciones

En 2005 el Consejo de Seguridad estableció un mecanismo de vigilancia y presentación de informes para vigilar, documentar e informar sistemáticamente sobre esos abusos atroces en situaciones preocupantes en todo el mundo. Basado en esa información, en su informe anual el Secretario General de las Naciones Unidas cita por su nombre a las partes en conflicto que reclutan, matan o mutilan a niños; que cometen actos de violencia sexual; y que atacan las escuelas y hospitales. El Grupo de Trabajo del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados examina periódicamente los informes del mecanismo y formula recomendaciones sobre cómo mejor proteger a los niños en situaciones surgidas en países concretos.

Base para las actividades de promoción y el diálogo con las partes en conflicto

En su labor de promoción, incluidas las visitas a los distintos países y cuando negocia con las partes en conflicto, la Representante Especial centra su atención en prevenir y hacer frente a esas violaciones. Para mayor información sobre esas seis violaciones graves,
sírvase leer nuestro documento de trabajo titulado “ The Six Grave Violations against Children during Armed Conflict: The Legal Foundation” (El fundamento jurídico de las seis violaciones graves de los derechos de los niños en los conflictos armados).