Los niños detenidos

Los Estados también arrestan y detienen con cada vez mayor frecuencia a niños vinculados con grupos armados, ya que se consideran una amenaza para la seguridad nacional o porque presuntamente han participado en las hostilidades. A muchos de esos niños se los mantiene en pésimas condiciones en contravención de las normas internacionales de justicia de menores.

Detención administrativa de los niños

En algunos casos los Estados mantienen a los niños bajo detención administrativa, en vez de acusarlos de un delito penal y llevarlos ante un tribunal. Esos niños suelen permanecer detenidos durante largos períodos sin que se les concedan salvaguardias legales. Cuando se les priva de libertad, los niños son particularmente vulnerables a los abusos.

Los niños juzgados en tribunales nacionales o militares

En otros casos los Estados enjuician a los niños en tribunales nacionales o militares, donde no se aplican por lo general las normas de justicia de menores. En consecuencia, esos niños suelen ser juzgados sin asistencia letrada, no están acompañados por sus padres y no entienden del todo de qué se los acusa.

Los niños como víctimas, no como victimarios

Puesto que su asociación con grupos armados suele ser forzada, los niños deben ser tratados primordialmente como víctimas, y no como delincuentes. Debe hacerse hincapié en el enjuiciamiento de los comandantes y reclutadores adultos con arreglo al concepto de responsabilidad del mando. La detención y el enjuiciamiento de niños por los delitos cometidos durante su participación activa en las hostilidades debe ser siempre una medida de último recurso.

Alternativas al sistema judicial

Se debe procurar que los niños comprendan las consecuencias de sus acciones, al tiempo que las víctimas de su violencia deben sentir que se ha hecho justicia. Sin embargo, las alternativas al sistema judicial son más adecuadas para los niños y para la sociedad en general. Entre las alternativas que promueven la reintegración de un niño a su comunidad figuran la búsqueda de la verdad, las medidas de justicia restitutivas y las ceremonias de curación tradicionales.;