Myanmar

Información basada en el Informe del Secretario General sobre la cuestión de los niños y los conflictos armados (A/70/836–S/2016/360)) publicado el  20 de abril de 2016.

El conflicto entre las fuerzas armadas del Gobierno (Tatmadaw) y los grupos armados prosiguió en los estados de Kachín y Shan y en el sudeste. El 15 de octubre, el Gobierno y ocho grupos armados, entre ellos cuatro partes enumeradas en los anexos, firmaron un acuerdo de alto el fuego nacional.

Las Naciones Unidas recibieron denuncias de 217 casos de reclutamiento, de los cuales fueron verificados 95. En 2015 tuvieron lugar cinco incidentes verificados: tres se atribuyen al Tatmadaw (las personas reclutadas fueron puestas en libertad posteriormente) y dos, al Ejército para la Independencia de Kachín. Veintiséis incidentes que fueron verificados en 2015 se habían producido en 2014. Además, las Naciones Unidas recibieron siete denuncias de utilización de niños por el Tatmadaw para funciones de apoyo, incluidos dos casos que fueron verificados en el estado de Rakáin. El Gobierno indicó que se habían adoptado medidas contra 382 miembros del personal militar, incluidos 73 altos cargos, por no cumplir los procedimientos de reclutamiento. Asimismo, un civil fue condenado a un año de prisión por colaborar en el reclutamiento de menores. Se dispone de información creíble que indica que los grupos armados reclutaron y utilizaron a niños, pero no se pudieron verificar cinco denuncias de incidentes por la limitación de acceso a las zonas correspondientes. En las denuncias de casos de reclutamiento se acusó al Ejército de Liberación Nacional Karén, el Ejército para la Independencia de Kachín, el Ejército del Estado de Shan-Sur y el Ejército de Liberación Nacional Taang en los estados de Kachín, Kayin y Shan.

Las Naciones Unidas documentaron el caso de tres niños que se encontraban en detención militar. Dos fueron liberados tras notificar al Tatmadaw y el otro regresó a su regimiento mientras se verificaba su edad. Además, según se informa, tres niños fueron detenidos a nivel de batallón y puestos en libertad posteriormente.

Las Naciones Unidas documentaron 37 incidentes de muerte y mutilación (25 muertos y 50 heridos), de los cuales fueron verificados 23, que tuvieron como consecuencia 15 niños muertos y 37 heridos. Más de la mitad de los casos verificados estaban relacionados con minas terrestres y restos explosivos de guerra (10 muertos y 24 heridos).

Las Naciones Unidas verificaron tres casos de violencia sexual contra niñas, de edades comprendidas entre los 5 y los 10 años, cometidos por soldados del Tatmadaw. En un caso grave, una niña de ocho años fue violada por un soldado y murió después de que la llevaran al hospital. Se hizo comparecer a los responsables ante un consejo de guerra por no encontrarse en su puesto y estar ebrios, y dos fueron declarados culpables de violación por tribunales civiles.

Las Naciones Unidas recibieron 11 denuncias de ataques a escuelas. Tres incidentes verificados se atribuyeron al Tatmadaw, el Ejército Democrático Benevolente Karén y un grupo armado desconocido. Seis casos verificados de utilización de escuelas con fines militares se atribuyeron al Tatmadaw.

Fueron verificados 5 incidentes de secuestro: 3 dieron lugar a la desaparición de 11 niños y fueron atribuidos al Tatmadaw y 2, de los que fueron víctimas 3 niños, fueron atribuidos al Ejército para la Independencia de Kachín. Las demás denuncias de secuestros llevados a cabo por grupos armados en el estado de Kachín, el norte del estado de Shan y el estado de Rakáin, entre otras cosas con fines de reclutamiento y utilización, no pudieron ser verificadas por las restricciones de acceso.

Las Naciones Unidas recibieron dos informes en que se indicaba que el personal humanitario se había visto atrapado en el fuego cruzado durante los enfrentamientos entre el Tatmadaw y los grupos armados. El acceso del personal humanitario a las zonas de los estados de Kachín y Shan que no estaban controladas por el Gobierno se redujo frente a la situación en 2014, debido a la limitada autorización gubernamental.

El Gobierno siguió adoptando medidas positivas para promover la ejecución por el Tatmadaw del plan de acción conjunto para poner fin al reclutamiento y la utilización de niños y prevenirlos, como la capacitación para determinar la edad en los centros de reclutamiento, el aumento del acceso a los batallones y unidades militares por las misiones de vigilancia, y las reuniones mensuales de revisión de casos con las Naciones Unidas para verificar los casos en que se sospechara que se había reclutado a niños. En 2015, 146 ex niños soldados, incluidos 28 que todavía eran menores de 18 años, fueron puestos en libertad y reintegrados a sus familias y comunidades.

Mi Representante Especial visitó Myanmar en julio. Aunque reconoció los avances logrados, indicó que seguía habiendo carencias en la prevención y la rendición de cuentas sistemáticas del reclutamiento y la utilización de niños. Es fundamental tipificar como delito el reclutamiento y la utilización de niños tanto por el personal militar como por los civiles. La aprobación de la versión revisada de la Ley del Niño, que contiene un capítulo sobre los niños y los conflictos armados y una sección de sanciones conexas, tendría mucha importancia. Asimismo, se debe fortalecer el uso de los mecanismos existentes de rendición de cuentas en el caso de todas las violaciones graves, entre otras cosas mediante la claridad jurídica para que las decisiones sean coherentes, una mejor protección de los testigos y el seguimiento de los casos en los tribunales civiles.

En septiembre, Myanmar firmó el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados. Aliento encarecidamente al país a ratificarlo.

Mi Representante Especial dialogó con tres de los grupos armados enumerados en los anexos del presente informe, a fin de facilitar la preparación de planes de acción para afrontar el reclutamiento y la utilización de niños y otras violaciones graves. Las Naciones Unidas han seguido dialogando con esos grupos, y una de las partes enumeradas, el Partido Progresista Nacional de Karenni/Ejército Karenni, está dispuesta a firmar un plan de acción. Insto al Gobierno a permitir la firma y la ejecución de planes de acción con los grupos armados enumerados en los anexos, lo que constituye un aspecto esencial de su promesa de poner fin al reclutamiento y la utilización de niños en todo Myanmar, de conformidad con sus obligaciones en virtud de la Convención sobre los Derechos del Niño y con la obligación adquirida al firmar el Protocolo Facultativo.

Partes en Myanmar

  1. Ejército Democrático Benevolente Karéna
  2. Ejército para la Independencia de Kachína
  3. Ejército de Liberación Nacional Karéna
  4. Consejo de Paz del Ejército de Liberación Nacional Karéna
  5. Ejército de Karennia
  6. Ejército del Estado de Shan-Sura
  7. Tatmadaw Kyi, incluidas las fuerzas integradas de guardias de fronterasa,•
  8. Ejército Unido del Estado de Waa

 

* Las partes subrayadas han figurado en los anexos al menos cinco años y, por tanto, están consideradas autores persistentes.

Partes que reclutan o utilizan a niños.

b Partes que causan la muerte o mutilación de niños.

c Partes que cometen actos de violación y otras formas de violencia sexual contra niños.

d Partes que llevan a cabo ataques contra escuelas u hospitales.

e Partes que secuestran a niños.

• Esta parte ha concertado un plan de acción con las Naciones Unidas de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad 1539 (2004) y 1612 (2005).