Tailandia

Información basada en el Informe del Secretario General sobre la cuestión de los niños y los conflictos armados (A/70/836–S/2016/360)) publicado el  20 de abril de 2016.

La violencia en la zona meridional de Tailandia continuó, pese a la reanudación del diálogo entre el Gobierno y una organización coordinadora de grupos armados.

Aunque no se denunciaron casos de reclutamiento y utilización de niños, las informaciones proporcionadas por el Gobierno indicaban que un grupo armado adiestró a niños, algunos de tan solo 13 años, en el uso de armas en la provincia de Narathiwat a principios de enero de 2016. Las Naciones Unidas siguieron recibiendo denuncias de detenciones de niños por estar supuestamente vinculados con grupos armados.

Las Naciones Unidas recibieron denuncias de la muerte de 4 niños y de lesiones provocadas a otros 15 en tiroteos y ataques con artefactos explosivos improvisados en las provincias de Narathiwat, Pattani y Yala, lo cual representa una disminución considerable respecto a 2014 (23 niños muertos y 65 heridos).

Las escuelas y el personal docente siguieron siendo el blanco de ataques de grupos armados. Según el Ministerio de Educación, al mes de noviembre, en esos ataques habían resultado muertos dos profesores y un estudiante y heridos un profesor y dos estudiantes. Además, el 11 de septiembre, cinco alumnos de entre 3 y 15 años resultaron heridos en un atentado con bomba a la entrada de una escuela comunitaria en la provincia de Pattani, en relación con el cual sigue abierta una investigación penal. Las autoridades han proporcionado escoltas a los profesores de las zonas afectadas.